mFLOR ofrece dos clases de suelos de diseño: suelos Dryback y Loose Lay. La diferencia se encuentra en la forma de instalación.

Dryback

Los suelos Dryback son franjas o baldosas de PVC con un grosor medio de 2 o 2,5 mm. Estos suelos de diseño se pegan sobre un subsuelo igualado para que el suelo se quede totalmente fijo.

mFLOR Dryback 20-03

Estos suelos de PVC poseen 2 mm de grosor y están provistos de una capa superior de 0,3 mm de grosor. De este modo, los suelos son perfectamente idóneos para un uso doméstico intensivo, pero también para aplicaciones ligeras de proyectos en los que el uso es superior a las viviendas residenciales, como en habitaciones de hotel.

mFLOR Dryback 25-05

Estos suelos de PVC poseen 2,5 mm de grosor y están provistos de una capa superior de 0,55 mm de grosor. Gracias a ello, estos suelos son idóneos para un uso intensivo en proyectos en los que pisa el suelo una gran cantidad de personas, como tiendas, colegios, restaurantes, edificios públicos y centros comerciales.

Loose Lay

Los suelos Loose Lay tienen un grosor de solo 5 mm y la parte posterior está provista de una capa antideslizante. Este producto se puede colocar suelto sobre el subsuelo, sin pegamento. Gracias al grosor y el peso del producto, combinado con la capa antideslizante, este producto se mantiene en su sitio sin adhesivo. La gran ventaja de ello es que el suelo se puede desmontar, por lo que en entornos de proyectos es fácil levantarlo para realizar cualquier labor debajo de él.

mFLOR Loose Lay 50-07

Estos suelos PVC tienen un grosor de 5, 0 mm y una capa superior de 0,7 mm. Debido a su grosor, peso y refuerzo antideslizante no se requiere pegamento para su instalación. La solución ideal para todas las aplicaciones exigentes de tarima flotante, como en suelos elevados.